Binissalem

La casa es de construcción moderna en su interior y mantiene la línea arquitectónica del pueblo en su exterior. La arquitecta ideó una casa que a su vez fuera cómoda, funcional y estética. Todas las estancias dan al exterior y es muy luminosa. La planta superior tiene unas hermosas vistas a las montañas y el curioso campanario del pueblo. La parte posterior se abre a un jardín de típico pueblo mallorquín con muros antiguos.

La planta baja consta de recibidor que distribuye a la escalera, el baño secundario y una habitación individual, y nos lleva a una amplia estancia que contiene la sala de estar, el comedor y la cocina. La pared exterior de esta estancia está toda acristalada y desde cualquiler rincón de ella se disfruta de vistas continuas al jardín; tiene algunas estanterías y muebles de obra; la cocina, de 6m de longitud, dispone de una isla con superfície de madera y todos los muebles bajos para unificar la armonía de la estancia, a su lado está ubicada la despensa.

La escalera sube descubierta hacia la planta superior, en la que se encuentran el dormitorio principal, el estudio, otro dormitorio y el baño principal. El dormitorio principal tiene un pequeño vestidor y dos ventanales que abren a una terraza desde la que se disfruta toda la vista a otros jardines de casas antiguas, el campanario de la iglesia y las montañas al fondo. El otro dormitorio disfruta de las mismas vistas y de la palmera del jardín. La planta superior adquiere mucha calidez por los techos inclinados con vigas de madera y suelo de parquet. El estudio está abierto a la escalera y recibe muchísima luz por los dos ventanales y un lucernario superior que abarca todo el ancho de la casa.

En el jardín se hallan una palmera, un naranjo y un limonero, y está rodeado de plantas en los muros centenarios. Al fondo a la izquierda, una pérgola con plantas enredaderas proporciona un encantador y fresco rincón en verano. Al fondo a la derecha se encuentra un cuarto trastero y sala de caldera.

La casa está construida con el máximo aislamiento y resistencia térmicas; las paredes exteriores tienen doble aislamiento: por termoarcilla y por cámara de aire con revestimiento aislante; la carpintería exterior es de madera de iroco, dispone de cerramientos herméticos y cristalería climalit. El tejado también dispone de un aislamiento reforzado. En invierno la casa es cálida y en verano fresca. Y siempre seca en un clima muy húmedo.

Luz y agua de conexión pública
Teléfono
Calefacción de gasoil
Preinstalación de agua caliente por energía solar
Calentador de agua eléctrico
Suelo de gres con aspecto de baldosa característica mallorquina en planta baja
Suelo de parquet en la planta superior
Vigas de madera en planta superior
Carpintería exterior en madera de iroco y doble acristalamiento Climalit
Cocina amueblada, con cocina de gas y horno eléctrico
Despensa
Armarios en todas las habitaciones
Riego automático y aspersores para el césped
Filtro de agua para el tratamiento contra la cal de la isla

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.